Debo admitir que los comerciales de “Dove” suelen gustarme, por su supuesta intención de abrir los ojos a la belleza real, aquí un ejemplo de estos, el cual termina con la frase “Habla con tu hija, antes que la industria de la belleza lo haga”.

Anuncios