Un grupo de seis sexoservidoras realizan una coreografía en una de las casas de exhibición y prostitución de Europa, entreteniendo a los transeúntes, quienes chiflaban y disfrutaban del espectáculo, para al final quedarse totalmente serios ante una pantalla que pone la cereza del pastel al denunciar el trafico de personas. “Cada año, se les promete una carrera de baile a miles de mujeres en el oeste de Europa. Tristemente, terminan aquí”

 

Anuncios