El lunes pasado hubo una controversia alimentada por las redes sociales en Argentina, pues según las nuevas leyes de importación de dicho país dictan que si adquieres un libro o publicación en el extranjero no puedes recibirlos en tu casa, debido a que las tintas de impresión contienen plomo, a menos que posean menos de 0,06% de plomo.

Sin embargo las compañías que se dedican a la paqueteria deben retener todos los sobres, cajas, etc, cuyo contenido sean los mencionados anteriormente. Si quieres recibir tu adquisición tienes que trasladarte al aeropuerto internacional de Ezeiza, a unos 35 km de Buenos Aires.

Al parecer lo que en realidad quiere el gobierno argentino es que que las grandes editoriales extranjeras, la mayoría españolas, comiencen a imprimir sus textos en el país, donde se distribuyen entre 75 y 78 millones de publicaciones al año.

A relación de esto les presento una grabación donde Hernán Casciari, escritor y periodista argentino habla al respecto, la verdad vale la pena escucharle.

AQUÍ

Anuncios