Vale la pena ver el video hasta el final.

Conocí a este chico de Malawi por las charlas de TED en 2007, ya he hablado de él en el blog. Creo que es un genio, un genio de los que no tienen recursos a su alcance y a pesar de eso son capaces de hacer genialidades con chatarra. William fué capaz de hacer un molino de viento con el que dar energía eléctrica a la vivienda en la que vivía con sus hermanas y padres.

Anuncios