En este video se presenta un experimento, se llevo a cabo en una comunidad habitacional en Johanesburgo con la finalidad de saber si los vecinos podrían ser llamados “buenos vecinos”, presenta dos situaciones, la primera es un joven tocando su batería y la segunda un evento de violencia intrafamiliar grabado previamente.

[Don´t you think that´s worth complaining about?]

Aunque el video hace frente a la violencia familiar hacía la mujer, me resultó triste confirmar que mostramos intolerancia ante la prueba más mínima de paciencia y una total apatía ante la desgracia ajena. Agregué este video al blog porque por estos días en gran parte de México se vive una creciente violencia y temo que la voz de respuesta de nuestros vecinos y nosotros mismos ante cualquier indicio de violencia sea acallada.

Anuncios