Después de apartheid en Sudáfrica un par de amigos buscan esa prosperidad tan prometida para la gente de su país y, lo harán a cualquier costo sin importar por encima de quien. Una historia de la vida real cuyo principal personaje es el antihéroe Lucky Kunene, una figura criminal legendaria en Johanesburgo, habla sobre su ascenso y descenso del poder, del abuso al que puede ser sometida la clase pobre por merolicos con traje y promesas de que una vida mejor es posible. La producción es impecable, una buena realización Sudafricana. Buena!

Crítica de José Borunda.

Jerusalema, 2008; Sudáfrica.
Drama; Acción.

Anuncios